recuerda el 1979, los chicos guays nunca tenían tiempo
en un cable con corriente allí en la calle
tu y yo nos deberíamos encontrar
escarabajo saltando como una piedra
con la farola apuntando al amanecer
estabamos seguro que nunca le veriamos un final a todo
y ni siquiera me importa agitar esas cremalleras azules
y no sabemos
donde descansarán nuestros huesos
imagino que en el polvo
olvidados y absorvidos por la tierra

la doble cruz, el vaio y lo aburrido
no están seguros de lo que tienen en el almacén
las cuotas de la ciudad de la morfina para ver
que ni siquiera nos importa tan cansados como estamos
sentimos el empuje de la tierra de los mil culpables
y vertimos cemento, lamentados y convencidos
hasta las luces y ciudades de atrás
más rápido que la velocidad del sonido
más rápido de lo que pensamos que iriamos
bajo el sonido de la esperanza

Justine nunca supo las reglas
colgada con los raros y los necrófgos
ninguna disculpa tuvo que hacerse
te conozco mejor de lo que finges
para ver que ni siquiera nos importa menear esas cremalleras azules
y no sabemos donde descansarán nuestros huesos
en el polvo supong
olvidados y absorvidos por la tierra abajo

las calles calientan la urgencia del ahora
y ves que no hay nadie alrededor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s